La depresión: el perro negro

chica

Parece que todos sabemos lo que significa el término “depresión” y tenemos claros los sentimientos y emociones de una persona deprimida ¿no? Vaya, pues si está deprimido, ¡que se anime, que salga a pasarlo bien!, es una de las cosas que primero pensamos. Sin embargo, con frecuencia el término “depresión” se aplica de manera errónea, o por extensión, a  simples oscilaciones en nuestro estado de ánimo (momentos o días  de tristeza, desánimo, pesimismo, miedo o tensión ante acontecimientos que percibimos como negativos en nuestras vidas o bien que la modifican de forma más o menos sustancial). Eso no es una depresión, en realidad. Estos sentimientos o emociones son, la gran mayoría de las veces, totalmente normales. Por ello tenemos sentimientos y somos humanos: nos reímos si algo nos parece divertido, lloramos cuando algo nos parece triste o nos duele, nos preocupamos cuando tenemos miedo a perder o al enfrentarnos a un problema etc . Sin embargo, la depresión, entendido desde el punto de vista estricto, es decir,  la depresión clínica, no es eso. No es nada tan simple, ¡ojalá lo fuera! Y desgraciadamente, la depresión clínica o depresión mayor no se pasa con un simple “anímate”, ni se alivia tan rápidamente con una pastilla como si fuera un pequeño dolor de cabeza. Una depresión es una enfermedad, pero que en lugar de afectar a nuestro cuerpo, afecta a nuestra mente. Puede tener diferentes causas, algunas orgánicas o funcionales,  otras no: hay todavía aspectos desconocidos de este trastorno. Puede tener diversos tratamientos y cada persona puede necesitar una terapia, medicamento o tratamiento diferente – o una combinación de varios –  en función de sus necesidades y de su caso concreto. Es decir: como todas las enfermedades. Como cualquier enfermedad, nadie tiene la culpa de tener una depresión. La depresión clínica puede afectar a cualquiera, sin distinción ninguna: ricos, pobres, altos, bajos, mujeres, hombres, niños,  celebrities, a tu vecino, a ése cómico tan famoso que tanto te hacía reír. . .La Organización Mundial de la Salud calcula que la depresión afecta a unos 121 millones de personas en el mundo, de las que sólo una cuarta parte pueden tener acceso a tratamientos, y calcula que 1 de cada 5 personas pasará un cuadro depresivo a lo largo de su vida. Como ves, son datos propios de un trastorno extremadamente frecuente, pero aún sí, la depresión clínica se trivializa. Muchos afectados se sienten culpables, tienen miedo a reconocer su enfermedad y no buscan ayuda, ya que se sienten incomprendidos y juzgados, por sí mismos y por su entorno.  Y si hay algo de certeza en la depresión, es que, para salir de ella, es muy importante pedir ayuda. Por eso, hoy compartimos con vosotros este excelente vídeo (también de la OMS) que explica de manera muy clara qué es una depresión clínica, qué sienten aquellos que la sufren, y las diferentes maneras de afrontarlo.

Cuando la Navidad nos deprime

navidad

La estampa perfecta de las Navidades en las películas, con su nieve, sus luces, sus chimeneas y sus familias perfectas, cenando a la luz de las velas son muchas veces justamente eso: películas, no la realidad. Pensamos que nuestra Navidad, muchas veces, no se parecen en nada y eso nos pone de mal humor. . . pero eso eso no significa necesariamente que tengamos que pasar malos ratos sólo simplemente porque  son reales.

Si te sientes algo deprimido o bajo de ánimo en Navidad, o en las fechas cercanas a ésta época, lo primero que tienes que entender es que no hay nada raro en ello y que no estás solo en ese sentimiento: le pasa a muchísimas personas, más de las que crees y no sólo porque sus circunstancias personales no se asemejen a las de las películas. Por eso hoy vamos a dedicar este post a las causas de la “depresión” navideña y cómo evitarlas, o al menos, llevarlas mejor. Entrecomillamos  depresión, porque nos referimos a la parte más coloquial del término: una depresión real es un tema serio, una enfermedad como cualquier otra, y  desafortunadamente puede ocurrir y recurrir en cualquier época del año, a cualquier persona e incluso, muchas veces, es difícil encontrar el motivo. . .Si crees que este es tu caso, acude al médico, sin ninguna vergüenza, ni ninguna culpa: como irías si por ejemplo, tuvieras fiebre, un problema de estómago o un problema hormonal. Somos cuerpo y mente: en cualquiera de las dos ámbitos, algo puede fallar).

 

Navidades no tan dulces

Como decíamos, un bajo estado de ánimo es relativamente frecuente en navidades. A algunas personas nos gustaría dormirnos el 22 de diciembre y despertarnos directamente el 2 de enero. Y es que aunque queramos evitar las celebraciones, todo lo que nos rodea nos recuerda constantemente que estamos en Navidad, por lo que nos parece que no podemos escapar.

Si lo piensas, quizás haya muchos motivos para estar triste, sí. . . pero tantos como para estar alegre. La vida es eso: sentirse triste o alegre es señal de que estamos vivos. Llora cuando sientas que tienes que llorar. Ríe y celebra cuando sientas que tienes que hacerlo. Da igual si es Navidad o mediados de agosto.

Muchas veces la causa de la depresión navideña está en la nostalgia,  en el recuerdo de tiempos que creemos que fueron mejores ( a veces porque los estamos idealizando: seguramente tampoco eran tan perfectos como ahora nos parecen!) y en el recuerdo de personas que se fueron y ya no están para celebrarlas con nosotros. Es el sentimiento de pérdida que nos atenaza. Si lo estás pasando. . .enhorabuena. Enhorabuena porque si echas de menos esos momentos o a esas personas, significa que en su momento disfrutaste de esos momentos y que amaste a esas personas. Y significa que estás vivo, que eres humano, y no un robot. Y que eres capaz de sentir. Un día, en otro momento, por otros motivos, el sentimiento de pena que tienes ahora será de alegría. Tenlo presente.

 

Trucos para evitar la depre navideña

Como decíamos, a no ser que se trate de un trastorno emocional más serio (una verdadera depresión o una recaída en ella), la mayoría de las veces se trata de un bajón emocional temporal que pasará.   Lo primero que tenemos que tener en cuenta para evitar revolcarnos en nuestra pena más de la cuenta es eso: que, aunque suene a tópico, todo pasará.

Lo segundo, es que si hay determinados compromisos que te ponen triste o notas que te hacen daño, puedes tratar de evitarlos (no tienes que forzarte) siempre que no sean totalmente imprescindibles – y de esos hay bien pocos!

Y en tercer lugar: no te culpes si no disfrutas con la Navidad o si te sientes triste en estas fechas, o si simplemente, no te gusta la Navidad.  Todos no somos iguales, ¡menos mal! Busca alternativas diferentes, sal, haz cosas nuevas. . . sabemos que parece fácil decirlo, que cuando estás triste no tienes ganas de nada. Pero a veces sólo es cuestión de empezar. Recuerda que si crees que puedes,  es que ya a estás a medio camino.

Cómo evitar caer en la depresión otoñal

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los días se hacen más cortos y las horas de sol cambian por la lluvia y el frío. No hay duda: el otoño ha llegado. Ahora son muchas las personas que se sienten deprimidas o tienen un estado de ánimo más  bajo – un trastorno que también se conoce como la astenia otoñal. Aquí, en el Blog del Triptófano, te explicamos el porqué de esta alteración en nuestro estado vital y te damos algunos consejos para evitar caer en la depresión este otoño. ¡Vamos a por ello!  Continúa leyendo Cómo evitar caer en la depresión otoñal

La serotonina: clave para nuestro bienestar

serotonina estres felicidad - El Blog del Triptofano

Hay quien opina que la felicidad no es nada más que un estado bioquímico en nuestro cerebro. Y aunque creamos que nuestros pensamientos juegan un papel indispensable para conseguir un estado de bienestar y un equilibrio emocional (lo hemos contado en otras entradas en el Blog del Triptófano), hay sustancias que influyen de manera considerable en nuestro estado de ánimo. Una de ellas es la serotonina y hoy la queremos analizar más a fondo para aprender qué efectos tiene en nuestro organismo y cómo nos ayuda para reducir el estrés y la ansiedad. Continúa leyendo La serotonina: clave para nuestro bienestar

¿Cuándo necesitamos tomar el triptófano?

Cuando tomar triptofano - El Blog del Triptofano

El triptófano es siempre muy importante para nuestro cuerpo y nuestro estado de ánimo pero hay ocasiones en las que una mayor ingesta cobra mas importancia para asegurar nuestro bienestar. ¿Cuáles son esas situaciones que requieren más aporte de triptófano para continuar con una vida normal? Aquí en el Blog del Triptófano os hacemos un listado de las más frecuentes: Continúa leyendo ¿Cuándo necesitamos tomar el triptófano?

Técnicas de relajación: la visualización guiada

Tecnicas de relajacion - El Blog del Triptofano

Ya estamos en el mes de julio y se acercan las vacaciones. Pero algunos de vosotros quizás estáis experimentando un periodo de estrés acentuado en el trabajo o en casa debido a las prisas por dejar todo bien atado antes del descanso. ¿Cómo podemos evitar el estrés o deshacernos de él para que no acabe con nuestra salud mental y emocional? Hoy, en el Blog del Triptófano, os proponemos un ejercicio de visualización guiada. ¿En qué consiste?  Continúa leyendo Técnicas de relajación: la visualización guiada

Cómo convertir el estrés negativo en positivo

Estres positivo - El Blog del Triptofano

La semana pasada se publicó un artículo que hablaba de la ansiedad como nuestra mejor arma. ¿Cómo? Parece que nos hayamos vuelto locos… pero no. Determinadas situaciones de estrés pueden convertirse en algo positivo si sabemos cómo gestionarlas. A continuación, os pondremos algunos ejemplos. Continúa leyendo Cómo convertir el estrés negativo en positivo