La primavera ¿el ánimo altera?

La sabiduría popular lo tiene claro y asegura que la primavera, la sangre altera.

La primavera está relacionada para la mayoría de nosotros con atributos positivos- ¡sabéis que nos encanta! Es la estación que simboliza la transformación, el crecimiento, el florecer, el despertar y el entusiasmo después de la inmovilidad del invierno. Los días más largos invitan a pasear y compartir el tiempo extra con aquellos que nos quieren: algo que desde luego es muy beneficioso para nuestro estado de ánimo. Además, recibimos más luz solar: está demostrado igualmente que esto tiene una incidencia positiva en nuestro estado de ánimo.

Hoy es oficialmente el  tercer  día de primavera y muchos ya están notando sus efectos positivos en el estado anímico ¡incluso puede que saliérais a celebrarlo! No obstante, toda cara tiene su cruz: también hay 2 palabras no tan positivas que se repiten cuando llegan estos días. Las alergias y la astenia primaveral. Cuando tenemos astenia primaveral puede que nos notemos algo más cansados, más irritables o con alteraciones de sueño. Pero no hay que asustarse, ya que será una etapa breve: es sólo nuestro cuerpo acostumbrándose a la nueva estación.

La serotonina, la hormona de la felicidad

Tanto si notamos algún síntoma de astenia primaveral como si no, vale la pena conocer qué es la serotonina y su relación con el estado del ánimo, ya que ésta puede ser una de las claves para sentirse bien con la llegada de la primavera. La serotonina es también llamada “hormona de la felicidad” (aunque su nombre científico es su nombre científico es 5-hidroxitriptamina) ya que la es un neurotransmisor que entre otras funciones regula nuestro estado de ánimo. Además  interviene en  muchos procesos  clave para nuestro organismo.

  • El estado de ánimo y la conducta.
  • El comportamiento.
  • El apetito
  • El sueño.
  • La memoria y otras funciones cognitivas
  • La percepción sensorial

Como hemos visto en otros artículos, hay muchos factores y elementos  que influyen en la producción de seroronina por nuestro organismo. Uno de ellos es el protagonista de este blog, el triptófano. Este aminoácido debe ser aportado a nuestro organismo con la dieta, es decir, a través de alimentos o suplementos que lo contengan, ya que nuestro organismo lo utiliza para diversos procesos, entre ellos, la fabricación de serotonina. Esta primavera que acaba de empezar no dejes de buscar el triptófano en tu dieta! Es importante que tengamos una alimentación adecuada, que facilite todos los nutrientes que nuestro organismo pueda desarrollar todas sus funciones de manera óptima. ¡El triptófano es uno de ellos! Además si temporalmente te sientes un poco más decaído el aporte adecuado de triptófano puede contribuir a que te sientas mejor.

¡A disfrutar de la primavera y arriba ese ánimo!

Mood food: nutre tu felicidad

 

Dieta y felicidad parecen dos conceptos totalmente enfrentados, ¿verdad? Pues  hoy os revelaremos que en realidad tienen mucha más conexión de lo que parece. Seguro que no dudáis del poder de algunos alimentos para provocarnos momentos de  genuino placer y, especialmente en las fechas navideñas que acabamos de dejar atrás, la comida habrá sido la protagonista de muchos de los mejores ratos. ¡Pero. . . la dieta de la felicidad va mucho más allá de lo ricos que están los platos de mamá!

La dieta de la felicidad se conoce también como mood food. El término  anglosajón moodfood se utiliza para describir una tendencia gastronómica nacida en Japón hace ya más de una década, y que defiende que ciertos alimentos pueden, de manera natural,  hacernos sentir más felices, y no sólo por su sabor.    Desde entonces, el movimiento de los alimentos felices se ha puesto de moda e incluso se han publicado recetarios y libros al respecto, que explican cómo la cocina y una buena alimentación puede contribuir al bienestar físico, anímico y espiritual.

Los alimentos felices son aquellos que contienen  nutrientes que, de alguna manera, contribuyen  a mantener en forma  no sólo nuestro cuerpo, sino también nuestra mente.  Y todo ello tiene su explicación:  todos los nutrientes que contiene un alimento tienen funciones más allá de la mera  reposición de energía, y muchos le van genial a nuestro cerebro y a nuestro estado anímico y emocional.  Por ejemplo,  el triptófano, uno de los 9 aminoácidos esenciales y presente en muchos alimentos,  se emplea en la fabricación de la serotonina, un neurotransmisor con un importante papel en la regulación del estado del ánimo. Minerales como el magnesio,   abundante en alimentos como las espinacas o los frutos secos, contribuyen a un adecuado funcionamiento psicológico.

Tradicionalmente, a muchos alimentos se les atribuyen beneficios para nuestra mente: por  se habla de las nueces como superalimentos para el cerebro, por su alto contenido en ácidos grasos omega 3. También os sonará el poder para la memoria, según la sabiduría popular, de las pasas. Y el chocolate (sobre todo en las películas), es considerado como un antidepresivo ideal para afrontar pequeños disgustos y aliviar penas ¡bien lo sabía Bridget Jones! En realidad, el contenido en triptófano y en magnesio del chocolate podría explicar su papel en el humor, más allá de su delicioso  sabor.  La soja, legumbre muy utilizada en la cocina asiática, es especialmente rica en triptófano ¡quizás por ello la corriente de mood food surgiera en el país del sol naciente!

Aunque no creemos que haya ningún alimento “mágico” que pueda proveernos de felicidad instantánea,  cierto es que para un buen funcionamiento tanto de nuestro cuerpo como de nuestra mente es necesario seguir una dieta equilibrada que cubra todas nuestras necesidades.  No se trata sólo de reponer energía, si no que debemos  procurar que nuestra dieta sea lo más completa y balanceada posible para que nos aporte todas las vitaminas, minerales, ácidos grasos, aminoácidos y demás nutrientes para mantener cuerpo, mente (y estado de ánimo) en forma.  ¡Hay que cuidarse!

Descubre en esta galería algunos de los alimentos ricos en triptófano  o magnesio que nunca faltarían en la dieta de la felicidad. 

 

mente-positiva

 

Musicoterapia: canciones para empezar un nuevo año

Decía el filósofo Platón que la música es para el alma lo que la gimnasia es para el cuerpo. No hay duda de que de la música, de todas las artes, es quizás la que más directamente conecta con nuestros sentimientos.   Escuchamos música desde que nacemos (e incluso antes): los bebés reaccionan a melodías y estímulos sonoros incluso antes de reconocer las voces de sus padres.  La música está considerada entre los elementos que causan más placer:  al escuchar música nuestro cerebro libera dopamina, un neurotransmisor que, como la serotonina, está muy relacionado con nuestro estado de ánimo y emociones. Comprobar la efectividad de la música para mejorar nuestro estado de ánimo es muy fácil: prueba a ponerte canciones que te gusten y que te impulsen a cantar o bailar en un momento en que te sientas triste, aunque no te apetezca. Seguro, que aunque sea por un momento, te sientes instantáneamente mejor. Ten en cuenta que se ha demostrado que la música puede jugar un papel  positivo incluso en el tratamiento de algunas enfermedades, por ejemplo, se ha investigado qué puede aportar  la  musicoterapia como coadyuvante en las terapias de rehanilitación de algunas enfermedades neurológicas, como el Parkinson.

La música puede arreglarte un mal día. También puede estropeártelo o ponerte más triste si no eliges bien ;), pero como queremos empezar bien este nuevo 2016, os dejamos una lista de canciones positivas para empezar con buen pie 2016. Todas son muy diferentes, de distintas épocas, géneros y estilos, pues todos no somos iguales, y nos motivaran diferentes cosas. Os avisamos que no son las típicas: queremos que sea una lista un poco diferente, más allá de las “10 canciones más positivas”. Esperamos que la disfrutéis!

1. I say a little prayer – Aretha Franklin

2. A quién le importa – Alaska

3. These boots ara made for walking – Nancy Sinatra

4. Let it happen- Tame Impala

5. Girls Just Wanna Have Fun – Cindy Lauper

6. Kokomo – The Beach Boys

7. I saw the light – Todd Rundgren 

8. Learn to fly – Foo Fighters

9. Sheena is a punk rocker – Ramones

10. Petula Clark – Downtown

11. Ace of Spades – Motörhead 

RIP Lemmy 😦

La amistad, uno de los pilares de la felicidad

amistad

 

Hace pocos días  celebrábamos el Día de San Valentín o Día de los Enamorados. Muchos lo ven como una celebración vacía, poco más que una excusa para hacernos comprar o consumir más – que, en gran parte, lo es-, pero lo cierto es que es una fecha a apuntar en nuestra agenda: no para comprar regalos, si no para recordar el importantísimo papel que tiene la amistad en nuestro bienestar emocional. Ahora que ha pasado la vorágine de los regalos y de los anuncios de perfumes y bombones,  queremos hablar de la verdadera esencia detrás de la  celebración: el poder de la amistad. Al fin y al cabo, la amistad, es amor:  y como  la familia o las relaciones de pareja,  se encuentre en  una base sólida para  la  felicidad  y el bienestar psicológico.

Los verdaderos amigos son aquellos que están con nosotros cuando estamos contentos y también cuando estamos tristes. De hecho, se dice que los malos tiempos traen buenos amigos. Su apoyo incondicional puede ayudarnos a superar más fácilmente los problemas y a sentirnos reconfortados cuando la vida se pone díficil. Que la amistad es una de las bases del bienestar psicológico está incluso estudiado científicamente: tener  un  buen círculo de amigos de amigos ayuda a hombres y mujeres de mediana edad a sentirse más felices según  un análisis publicado en  la revista ‘Journal of Epidemiology and Community Health’. 

Por eso en este breve post os animamos a todos a cultivar vuestras relaciones sociales y a recordar el valiosísimo papel que tienen vuestras amistades en vuestra vida. No dejéis marciotar las relaciones con vuestros amigos y dedicarles el tiempo que se merecen, porque también os lo estáis dedicando a vosotros mismos.

Si quieres comprobar en un instante el valor de la mistad para nuestro bienestar emocional, un día que te sientas algo más triste o bajo de ánimo, descuelga el teléfono y llama a ese  buena amiga o amigo con el que hace tiempo que no hablas, por falta de tiempo o porque te dejas llevar por la rutina. Seguro que en cuanto cuelgues tus penas son muchos más pequeñas. Pruébalo!

Razones para estar feliz en invierno

amar el invierno

Ayer 2 de febrero se  celebraba El Día de la Marmota.  Para los que no habéis visto la película Atrapado en el Tiempo (¿a qué estáis esperando?), el día de la marmota es una tradición que celebran en un pequeño pueblo en Pensilvania, en Estados Unidos.  La leyenda dice que la marmota Phil puede predecir si  la primavera se adelantará o retrasará, lo qeu hace año tras año en medio de gran expectación mediática.  Ayer, el roedor pronosticó que de adelanto nada: aún quedan 6 semanas más de invierno!

La marmota Phil cae muy simpática, pero si eres de las personas que preferirían vivir en una eterna primavera de climas suaves esta noticia no te habrá hecho mucha gracia.  ¿Eres de los que pasan el invierno añorando salir en camiseta de manga corta y maldiciendo  las bufandas? ¿Todo te cuesta más con el frío y en de salvapantallas tienes una foto de una isla tropical?

Muchas personas están de peor humor y se sienten más tristes en invierno.   El responsable no es sólo el frío, sino también que los días sean más cortos y reduzcamos nuestras actividades sociales. En invierno, nos cuesta más salir de casa, incluso para actividades que nos gustan. Invierno y sofá van tan de la mano!

Sin embargo ya sabéis que en este blog nos encanta dar la vuelta a las cosas y verlas desde un punto de vista diferente: ver las cosas con una mente positiva. Por eso hoy os vamos a dar algunas razones para adorar el invierno.

1.Dormir es un placer: Y no una tortura en la que das la vuelta insomne en la cama reorientando el ventilador cada 4 minutos. Dormir bajo un edredón de plumas mientras fuera hay temperaturas bajo 0 es uno de los mayores placeres del invierno. Aprovéchalo.

2.La tormenta se queda fuera:Quien diga que no le gusta ver llover  cómodamente desde su sofá. . . le crecerá la nariz como a Pinocho.

3. Sofá y mantita : Que sí, que hemos de evitar el sedentarismo, es malísimo para la salud.  Pero hay que reconocer que sólo leer estas palabras juntas, reconfortan. Lo mejor: ya no necesitas inventarte  excusas para no asistir a compromisos sociales que en realidad no te apetecen. Un “hace muchísimo frío” servirá  hasta para aplacar  al más insistente.

4.La nieve: Taparse hasta las cejas y salir a jugar como si fueras un niño. Escuchar el ruido que hace al pisarla, hacer batallas de bolas. Y correr luego a refugiarse frente a la chimenea.

5. Maratón de pelis dominguero: Puedes ponerte al día en tus series favoritas o ver todas esas pelis nominadas al Óscar que aún no has visto. Y además: sin sentirte culpable y con un buen bol de palomitas (que por cierto, son buena fuente de fibra y de triptófano!).

6.El chocolate caliente : Sólo cuando de verdad hace frío puedes tomar un chocolate caliente bien espeso y notar cómo te sientes mejor instantáneamente. Además de nuevo, estás aportando  triptófano, que ayuda a tu cerebro a fabricar serotonina para regular tu estado de ánimo.

¿Y a vosotros, qué os gusta del invierno? Os animamos a contarnos vuestra ideas en los comentarios!

 

Canciones para combatir el #Blue Monday

En estos tiempos modernos, la fiebre por medir y etiquetar  todo llega hasta límites inimaginables. Si ya hemos hablado antes sobre índices que pretenden medir la felicidad, hoy toca hablar de otra fórmula que quiere medir lo contrario: la tristeza. Según la fórmula,  hoy,  al ser el tercer lunes de enero, es el día más deprimente del año, bautizado Blue Monday.

Aunque el “inventor” de la fórmula, Cliff Arnal, de la Universidad de Cardiff,  reconoce que no tiene validez científica,  el BlueMonday abre  de nuevo  titulares, y es trending topic en Twitter.

Su creador explica que para  para hallar  el día más triste  del calendario ha tenido cuenta tanto el factor climático (hace frío), como otros factores como que nuestra cartera esté (aún)  más vacía  tras la Navidad o que nuestros propósitos de 2015 empiecen a languidecer por falta de constancia. Imaginamos que para  el   hemisferio sur, donde están en pleno verano, se habrá elegido otra fecha más acorde. Y que aquellos que ven como un factor “deprimente” la llegada de los cargos de las  compras y regalos  navideños, no habrán caído en el privilegio que representa, en primer lugar, haber podido hacerlas. . . Pero dejando todo eso un lado, os queremos dejar 5 canciones con el espíritu contrario al BlueMonday: es decir, canciones que te harán sonreír, bailar y olvidarte de fórmulas matemáticas aguafiestas.

Porque dicen que el que canta su mal espanta, allí van 5 grandes temas musicales para olvidarse de días tristes:

1. Good Vibrations, The Beach Boys

2. Queen – Don’t stop me now


3. Island on the sun – Weezer

4. Get Lucky- Daft Punk

5. Digital Witness – Sant Vincent

6. Do it anyway – Ben Folds Five

Y por supuesto

7. Blue Monday – New Order

 

Estas son algunas de nuestras canciones favoritas para animar un día gris. Bailar y cantar con temazos como estos   y si hace frío como hoy, un buen tazón de chocolate caliente (que tienen mucho triptófano) y adiós a los BlueMondays! ¿Nos contáis cuáles son esas canciones que os ponen de buen humor? 

Y vuelta a empezar! Propósitos para 2015

Propósitos año nuevo 2015

Ya estamos en 2015. . . y desgraciadamente, parece que aún no volamos en monopatín como hacía Michael J. Fox en Regreso al Futuro. Pero ya sabéis los que de vez en cuando os pasáis por aquí que nuestra máxima es que una actitud  positiva es clave para afrontar mejor nuestros problemas y superar nuestros obstáculos. Enero es mes de novedades, comienzos, vueltas a la rutina, inauguraciones (aunque sea el calendario de encima de la mesa)  y vueltas a empezar . Enero es además el mes de las listas: las clásicas listas de buenos propósitos y las muchas más festivas listas de la compra de rebajas. La de las compras en rebajas, para aquellos que se los puedan permitir, resultan además  mucho más fáciles de cumplir 😉

Hablando de hacer listas de buenos propósitos, lo cierto es que puede ser una actividad muy positiva ,  ya que como mínimo  nos hace replantearnos qué es aquello en lo que estamos fallando o mejor dicho,  en qué queremos mejorar. El autoanálisis y saber reconocer nuestras propias carencias, defectos y virtudes pude resultar muy útil.  Pero por muy positivos que queramos ponernos, para que tenga sentido  también hemos de ser cuidadosos  al hacer las  listas de buenos propósitos.  Sobre todo  cuando estos no son realistas o resultan inalcanzables, lo cual puede convertirse en  una tentación en la que perdamos algunas horas de nuestro tiempo soñando despiertos más que algo realmente productivo. Por ejemplo una lista demasiado larga, demasiado acotada en el tiempo,  que dependa de la intervención de muchas personas o que incluya cosas que realmente no nos apetece nada hacer  puede hacer que nos desilusionemos antes de tiempo. Lo más seguro es que esos propósitos taaaan ideales  queden aparcados en el apartado de “Notas” de nuestra recién estrenada agenda, preparadas para cuando inauguremos 2016. Por eso es esencial que la lista se base  en aquello que realmente queremos hacer, y no en aquello que creemos que podemos – o creemos que no podemos– hacer.

Por eso, para estrenar 2015 desde El blog del triptófano queremos compartir con vosotros nuestro consejo  favorito para aplicarlo en todas las situaciones en las que tengáis que valorar o tomar decisiones o incluso ahora mismo, al redactar vuestra lista de buenos propósitos. La frase de de Brené Brown, escritora, investigadora y speaker autora de Los regalos de la Imperfección: “Háblate a tí mismo como le hablarías a alguien al que amas”