Vacaciones sin estrés

adiosciudad

Primer día de agosto, operación salida oficial. Los más afortunados (aquellos que pueden permitirse vacaciones) cogen sus bolsas y maletas y se preparan para un merecido descanso anual. Playas, piscinas y hasta montañas no dan abasto para recoger a los veraneantes.  Algunos viajan, otros se quedan en casa. . . Sea cual sea tu plan, hoy queremos darte algunos trucos para que tus vacaciones sirvan para recargar las pilas y no para generar estrés (lo creáis o no, hay veces en que las vacaciones también son generadoras de estrés!).

1.Apaga el teléfono. El del trabajo, por supuesto, y si puedes, también el personal. Si no puedes, al menos concédete espacios para disfrutar realmente del tiempo libre sin consultar el smartphone cada 3 minutos.  ¡Date un tiempo para ti!

2.Seguro que durante el resto del año has dejado de hacer cosas por “falta de tiempo”. Ahora es el momento. No hacen falta grandes planes ni una billetera muy llena. Coge ese libro que tienes a medias, ve a dar una vuelta en bici al atardecer, o disfruta de una caminata o una mañana de relax en la playa. Tu cuerpo y tu mente lo notará!

3.Que nos relajemos no significa que no hagamos nada! Al contrario: actívate para, al menos en vacaciones, sacudirte el sedentarismo. Con el calor que hace, deportes como la natación son ideales. ¿O qué tal un partidito de vóley en la playa? ¿Jugar a las palas? ¿Patines por el paseo marítimo? ¿Cazar Pokémons con los niños? Las opciones son miles. Con sólo un ratito de actividad física al día, te sentirás mejor de ánimo. ¡Pruébalo y no te arrepentirás!

4.Si viajas, recuerda que también lo hace tu salud. No te olvides de hacer un botiquín para que los imprevistos no te amarguen el viaje. Una buena planificación puede ahorrarte muchos momentos de estrés y nervios. Haz tu botiquín aquí.

5.Cambia de aires. Si eres de ciudad, unas vacaciones en el pueblo o el campo serían ideales para ti. No hace falta irse a la Conchinchina si no te gustan o no puedes hacer viajes largos: hay excursiones de un día que pueden servir para desconectar igual de bien. Por suerte nuestro país, como bien saben los millones de turistas que recibimos cada verano, cuenta con muchas opciones, playa, montaña, ríos, pueblecitos encantadores, y seguro que muchas de estas cosas las tienes razonablemente cerca de casa. ¡Explora!

6.Una sola palabra: ¡Vacacionessss! 🙂