Receta con triptófano

Ya en septiembre, mes “oficial” de las vueltas (al  trabajo, al cole, a reapuntarse al gimnasio. . .).En la vorágine de la vuelta a la rutina muchas veces estamos tan estresados que no  paramos ni para comer. O comemos delante del ordenador cualquier cosa con tal de no perder el tiempo. Que el tiempo es oro, dicen. El tiempo es oro, pero hay algo que aún vale más: nuestra salud. Y ya sabéis que para una buena salud es necesario seguir una dieta equilibrada que proporcione a nuestro cuerpo (y a nuestra mente!) todos los nutrientes que necesita para un un buen funcionamiento del organismo: vitaminas, minerales, ácidos grasos, aminoácidos y ese montón de “palabros” que hacen que podamos levantarnos con energía cada mañana.

Por eso el primer post de septiembre del blog lo vamos a dedicar a un plato que descubrimos las pasadas vacaciones. Y aparte de porque está buenísimo, lo elegimos, cómo no, por su aporte de nuestro aminoácido favorito: el triptófano. Y es ya sabéis que septiembre es el mes del triptófano;)

Hoy vamos a enseñaros como hacer chana masala, un plato de curry procedente del Norte de la India, muy sencillo de preparar pero repleto de sabor. Su elemento estrella son los garbanzos, una de las legumbres que aporta más triptófano a nuestra dieta. Y además, como la mayoría de los platos de la cocina indiua, es apto para dietas vegetarianas y veganas.

Esperamos que la disfrutéis!

Receta de Chana Masala

 2 cucharadas de aceite de oliva

1 cebolla mediana picada

1 diente de ajo, picados

Ralladura de jengibre

1 cucharada de curry

1 cucharada de pasta de tomate

Un bote de garbanzos

Una pizca de zumo de limón

1 / 2 cucharadita de sal

Pimienta negra fresca

1 cucharada de margarina

Arroz basmati

Opcional: cilantro

Cómo prepararlo:

Con el fuego a potencia media, pocha la cebolla hasta que se dore ligeramente sin que se tueste.  Baja el fuego y  añade el ajo, el curry, el jengibre y el tomate. Cocine a fuego lento unos 2 minutos.

Agregue los garbanzos, un chorrito de limón, la sal y la pimienta negra.

Deje cocer por 5-6 minutos, revolviendo de vez en cuando. Si te gusta picante, puedes añadir algo de chile o pimienta roja, atu gusto.

Agregue la margarina, revolviéndola hasta que se derrita.

Sirva sobre arroz, preferiblemente basmati, que habrás hervido aparte con una piza de sal.