Una carta para tí, el mejor regalo

¿Os imagináis qué pasaría si pudiérais volver a  pensar  como cuando eráis niños? ¿Qué tal sería recordar vuestra visión del mundo antes de que la palabra “imposible”  estuviera en nuestro vocabulario?  Nosotros estamos seguros en que aprenderíamos mucho, años después de salir de la escuela. Nos demostraría, por ejemplo,  que para ayudar y hacer feliz a los demás (y la vez, ayudarnos a nosotros mismos)  no hace falta más que proponérselo.  Esto es lo que pensó Bruce Farrer,  profesor  de instituto de un pequeño pueblo  de Canadá, ahora ya retirado,  que quiso dar hacer un gran regalo a cada uno de sus alumnos.   Durante años, en las clases el sr. Farrer encargaba a sus alumnos un tarea bien peculiar: escribirse a sí mismos, a su yo futuro, una larga carta.  Es un bonito ejercicio que seguro que muchos otros han llevado a cabo, entre redacciones sobre las vacaciones de verano  o comentarios de las lecturas de clase.  Pero el profesor Farrer  se encargó de que todos sus alumnos recibieran, 20 años después, aquellas cartas que un día se escribieron, estuvieran donde estuvieran.  Y continuar siendo su maestro muchos años después. En este video del canal YouTube de WestJet – una aerolínea canadiense-  puedes ver toda su historia.

Con él apovechamos para desearos feliz Navidad. . . y os proponemos  que en lugar de la carta a los Reyes Magos, les pidáis a vuestros niños (o a vosotros mismos, por qué no?) que se escriban una carta, como las del profesor. Será el mejor regalo. Y no os costará nada.

3 dudas sobre el triptófano, con respuestas

Triptofano

Últimamente parece que el triptófano se está poniendo de moda! En la prensa ya se leen artículos sobre los “alimentos felices” o sobre por qué  los  alimentos con  triptófano pueden ayudarnos a sentirnos de mejor humor. Ya  nos suena algo más eso del triptófano y parece que tienen algo que ver con el estado de ánimo,¿verdad?    Seguramente has llegado hasta este blog buscando el término en Google para despejar tus dudas sobre un términa tan “raro”. O quizás alguna persona de tu entorno te ha hablado de que está tomando un complemento con triptófano y que le está yendo muy bien, o no.

Aunque a través de nuestro blog y nuestra página de facebook intentamos aportar un poco de luz sobre  qué es realmente el triptófano y qué propiedades o beneficios puede tener, lo cierto es que comparado con otros nutrientes, como por ejemplo, la vitamina C o el hierro, el triptófano es aún todo un desconocido. Algo habremos oído, sí,  pero no tenemos claro qué funciones cumple en nuestro organismo y por qué lo necesitamos. Y claro. . . con un nombre tan complicado, a ver quién se acuerda!  Por ello, aquí tenemos el top 3 de las preguntas sobre el triptófano que hemos elaborado a través de vuestros comentarios en los post.  Muchas gracias a todos aquellos que habéis contribuido a que sigamos adelante con la difusión de los beneficios del triptófano!

1. ¿Es el triptófano un medicamento? 

No. El triptófano es un nutriente, concretamente un aminoácido esencial. El triptófano está en muchos alimentos, sobre todo alimentos con alto contenido en proteínas. Aquí puedes ver algunos ejemplos. Decimos que es esencial porque tenemos que aportarlo a nuestro organismo a través de la dieta, ya que nuestro cuerpo no puede  “fabricarlo” o sintetizarlo solo. Por eso, hay que facilitar un aporte correcto de triptófano a través de fuentes externas: la alimentación, es decir, alimentos con triptófano y en caso de carencias o en situaciones puntuales en las que  sea conveniente, con la ayuda  de suplementos alimenticios: comprimidos con triptófano, vitaminas y minerales pensados para ayudarnos a alcanzar los aportes de cada nutriente que necesitamos.

El huevo, por ejemplo, es un alimento rico en triptófano
El huevo, por ejemplo, es un alimento rico en triptófano

2. ¿Para qué sirve tomar triptófano? 

Nuestro cerebro necesita un aporte suficiente de triptófano para la fabricación del neurotrasmisor serotonina, conocida popularmente como la “hormona de la felicidad”. En realidad, este sobrenombre viene porque la serotonina interviene de forma fundamental en la regulación del estado  de ánimo, aunque no es su única función. La serotonina  también interviene en otros procesos, como la regulación de sueño. Por otro lado, el triptófano también está en los “ladrillos” de nuestro cuerpo, ya que es uno de los 20 aminoácidos que componen cada una de las proteínas de nuestro cuerpo. Con una alimentación equilibrada normalmente aportamos a nuestro cuerpo el triptófano que necesita. En algunas situaciones  especialmente demandantes, (épocas de estrés etc) o cuando por alguna circunstancia nuestra dieta no está bien balanceada puede interesarnos un complemento.

3. ¿Es un antidepresivo? 

Al relacionarlo con la serotonina y el estado de ánimo, hay quien puede pensar que  el triptófano es un antidepresivo o que puede sustituir a estos fármacos.  Ojo: aunque pueda ser útil en épocas de más estrés o  momentos en que nos sentimos algo más decaídos, el triptófano no es un antidepresivo. No es un medicamento y  por eso no debe usarse como sustituto de medicación para tratar ninguna patología. A veces se generaliza con el término depresión cuando no se debería: la depresión  debe ser diagnosticada y tratada individualmente, con la ayuda de un médico,  para decidir cuál el tratamiento o terapia  más adecuada. Cada caso es diferente, y  las cuestiones de salud son exactamente eso: cuestiones de salud, lo más valioso de nuestra vida!  Por ello, si tienes cualquier duda al respecto de tu salud  debes acudir a un profesional que pueda asesorarte personalmente. Por ejemplo , tu médico  o farmacéutico  es quien puede  orientarte sobre si puedes tomar triptófano con un medicamento, o si tienen interacciones y no se pueden tomar juntos, o si es conveniente en tu caso, o sobre si necesitas un tratamiento, o hay que buscar otra solución    Siempre ante cualquier duda de salud. . . pregúntales, y no dudes en buscar toda la ayuda que necesites.