¿Somos felices los españoles?

El pasado miércoles, coincidiendo con las celebraciones de Día Mundial de la Salud (dedicado este año a la depresión),  se presentó en Madrid un estudio interesante elaborado para conocer el estado de ánimo de los españoles. Y es que, aunque sí hay datos  sobre la prevalencia de los trastornos del ánimo graves – como la depresión, que según la OMS afecta hasta a 300 millones de personas en el mundo-, no hay tanta información al respecto de las  fluctuaciones no patólogicas en el estado de ánimo: al fin y al cabo, todos tenemos algún día que otro  en los que nos podemos sentir algo más desanimados o desmotivados. España no es solo fiesta, parece recordarnos el estudio.

En el I estudio sobre el estado de ánimo de los españoles se entrevistó a 500 personas acerca de su estado de ánimo y cómo lo percibían.  Aunque la gran mayoría, afortunadamente, se declaraba como feliz (un 83%), lo cierto, es que al reflexionar, hasta un 75%  reconocían  tener pequeños bajones de estado de ánimo al menos una vez a la semana. 

CONCLUSIONES portada y contra-06

Por lo general, el 36% de los españoles pide ayuda a su pareja para aliviar sus bajones emocionales, pero hay un 30% de la población de nuestro país que no acude absolutamente a nadie e intentan superar sin ayuda de ningún tipo este tipo de baches en nuestro estado de ánimo. No obstante, hasta un 44% reconocen ayudarse con vitaminas o suplementos alimenticios para contribuir a  superar esos momentos de decaimiento, desmotivación o cansancio.

Pero, ¿qué condiciona realmente el estado de ánimo de los españoles? Tomando como referencia los resultados del 1er Estudio sobre el Estado de Ánimo de los Españoles vemos como la economía (65%), el trabajo (47%) y la familia (31%) son los tres principales factores que condicionan negativamente la vida de los habitantes de nuestro país. Para un 41% de los encuestados, además, la rutina es una dos principales factores de desmotivación.

Francisco López Cánovas, Médico especialista en Psiquiatría, comentaba en la presentación del Estudio, la diferencia entre los pequeños bajones en el estado de ánimo, que todos podemos experimentar, con los trastornos más graves, para los que es importante buscar ayuda médica:  “el principal problema no es tanto un bajo estado de ánimo; el problema es que la persona se resigne y piense que es lo normal vivir sin alegría y no haga nada para cambiarlo. En los estudios internacionales, la prevalencia de los trastornos depresivos se sitúa entre el 5-10% en población adulta. La edad más frecuente de la aparición está entre los 35 y los 45 años, aunque puede ocurrir a cualquier edad”.

En resumen, según el doctor, un  simple bajón en el estado de ánimo no debe alertar de la presencia de una posible depresión, si bien sí es importante acudir al médico cuando se empiece a  notar otros síntomas como pérdida de peso, alteraciones en el  sueño, dejar de disfrutar o abandonar  las actividades sociales, tristeza permanente sin motivo etc

Los buenos hábitos pueden contribuir a un estado de ánimo más estable, como por ejemplo, asegurarse de dormir lo suficiente, realizar ejercicio físico, comer de manera saludable (una dieta completa que incluya todos los nutrientes que necesitamos para mantener nuestra salud física y mental, como ácidos grasos como el omega 3 , vitaminas, minerales como el magnesio, aminoácidos como el triptófano etc) y tratar de mantener un equilibrio entre el tiempo dedicado al trabajo y al ocio.

 

Vacaciones sin estrés

adiosciudad

Primer día de agosto, operación salida oficial. Los más afortunados (aquellos que pueden permitirse vacaciones) cogen sus bolsas y maletas y se preparan para un merecido descanso anual. Playas, piscinas y hasta montañas no dan abasto para recoger a los veraneantes.  Algunos viajan, otros se quedan en casa. . . Sea cual sea tu plan, hoy queremos darte algunos trucos para que tus vacaciones sirvan para recargar las pilas y no para generar estrés (lo creáis o no, hay veces en que las vacaciones también son generadoras de estrés!).

1.Apaga el teléfono. El del trabajo, por supuesto, y si puedes, también el personal. Si no puedes, al menos concédete espacios para disfrutar realmente del tiempo libre sin consultar el smartphone cada 3 minutos.  ¡Date un tiempo para ti!

2.Seguro que durante el resto del año has dejado de hacer cosas por “falta de tiempo”. Ahora es el momento. No hacen falta grandes planes ni una billetera muy llena. Coge ese libro que tienes a medias, ve a dar una vuelta en bici al atardecer, o disfruta de una caminata o una mañana de relax en la playa. Tu cuerpo y tu mente lo notará!

3.Que nos relajemos no significa que no hagamos nada! Al contrario: actívate para, al menos en vacaciones, sacudirte el sedentarismo. Con el calor que hace, deportes como la natación son ideales. ¿O qué tal un partidito de vóley en la playa? ¿Jugar a las palas? ¿Patines por el paseo marítimo? ¿Cazar Pokémons con los niños? Las opciones son miles. Con sólo un ratito de actividad física al día, te sentirás mejor de ánimo. ¡Pruébalo y no te arrepentirás!

4.Si viajas, recuerda que también lo hace tu salud. No te olvides de hacer un botiquín para que los imprevistos no te amarguen el viaje. Una buena planificación puede ahorrarte muchos momentos de estrés y nervios. Haz tu botiquín aquí.

5.Cambia de aires. Si eres de ciudad, unas vacaciones en el pueblo o el campo serían ideales para ti. No hace falta irse a la Conchinchina si no te gustan o no puedes hacer viajes largos: hay excursiones de un día que pueden servir para desconectar igual de bien. Por suerte nuestro país, como bien saben los millones de turistas que recibimos cada verano, cuenta con muchas opciones, playa, montaña, ríos, pueblecitos encantadores, y seguro que muchas de estas cosas las tienes razonablemente cerca de casa. ¡Explora!

6.Una sola palabra: ¡Vacacionessss! 🙂

Razones para estar feliz en invierno

amar el invierno

Ayer 2 de febrero se  celebraba El Día de la Marmota.  Para los que no habéis visto la película Atrapado en el Tiempo (¿a qué estáis esperando?), el día de la marmota es una tradición que celebran en un pequeño pueblo en Pensilvania, en Estados Unidos.  La leyenda dice que la marmota Phil puede predecir si  la primavera se adelantará o retrasará, lo qeu hace año tras año en medio de gran expectación mediática.  Ayer, el roedor pronosticó que de adelanto nada: aún quedan 6 semanas más de invierno!

La marmota Phil cae muy simpática, pero si eres de las personas que preferirían vivir en una eterna primavera de climas suaves esta noticia no te habrá hecho mucha gracia.  ¿Eres de los que pasan el invierno añorando salir en camiseta de manga corta y maldiciendo  las bufandas? ¿Todo te cuesta más con el frío y en de salvapantallas tienes una foto de una isla tropical?

Muchas personas están de peor humor y se sienten más tristes en invierno.   El responsable no es sólo el frío, sino también que los días sean más cortos y reduzcamos nuestras actividades sociales. En invierno, nos cuesta más salir de casa, incluso para actividades que nos gustan. Invierno y sofá van tan de la mano!

Sin embargo ya sabéis que en este blog nos encanta dar la vuelta a las cosas y verlas desde un punto de vista diferente: ver las cosas con una mente positiva. Por eso hoy os vamos a dar algunas razones para adorar el invierno.

1.Dormir es un placer: Y no una tortura en la que das la vuelta insomne en la cama reorientando el ventilador cada 4 minutos. Dormir bajo un edredón de plumas mientras fuera hay temperaturas bajo 0 es uno de los mayores placeres del invierno. Aprovéchalo.

2.La tormenta se queda fuera:Quien diga que no le gusta ver llover  cómodamente desde su sofá. . . le crecerá la nariz como a Pinocho.

3. Sofá y mantita : Que sí, que hemos de evitar el sedentarismo, es malísimo para la salud.  Pero hay que reconocer que sólo leer estas palabras juntas, reconfortan. Lo mejor: ya no necesitas inventarte  excusas para no asistir a compromisos sociales que en realidad no te apetecen. Un “hace muchísimo frío” servirá  hasta para aplacar  al más insistente.

4.La nieve: Taparse hasta las cejas y salir a jugar como si fueras un niño. Escuchar el ruido que hace al pisarla, hacer batallas de bolas. Y correr luego a refugiarse frente a la chimenea.

5. Maratón de pelis dominguero: Puedes ponerte al día en tus series favoritas o ver todas esas pelis nominadas al Óscar que aún no has visto. Y además: sin sentirte culpable y con un buen bol de palomitas (que por cierto, son buena fuente de fibra y de triptófano!).

6.El chocolate caliente : Sólo cuando de verdad hace frío puedes tomar un chocolate caliente bien espeso y notar cómo te sientes mejor instantáneamente. Además de nuevo, estás aportando  triptófano, que ayuda a tu cerebro a fabricar serotonina para regular tu estado de ánimo.

¿Y a vosotros, qué os gusta del invierno? Os animamos a contarnos vuestra ideas en los comentarios!

 

Canciones para combatir el #Blue Monday

En estos tiempos modernos, la fiebre por medir y etiquetar  todo llega hasta límites inimaginables. Si ya hemos hablado antes sobre índices que pretenden medir la felicidad, hoy toca hablar de otra fórmula que quiere medir lo contrario: la tristeza. Según la fórmula,  hoy,  al ser el tercer lunes de enero, es el día más deprimente del año, bautizado Blue Monday.

Aunque el “inventor” de la fórmula, Cliff Arnal, de la Universidad de Cardiff,  reconoce que no tiene validez científica,  el BlueMonday abre  de nuevo  titulares, y es trending topic en Twitter.

Su creador explica que para  para hallar  el día más triste  del calendario ha tenido cuenta tanto el factor climático (hace frío), como otros factores como que nuestra cartera esté (aún)  más vacía  tras la Navidad o que nuestros propósitos de 2015 empiecen a languidecer por falta de constancia. Imaginamos que para  el   hemisferio sur, donde están en pleno verano, se habrá elegido otra fecha más acorde. Y que aquellos que ven como un factor “deprimente” la llegada de los cargos de las  compras y regalos  navideños, no habrán caído en el privilegio que representa, en primer lugar, haber podido hacerlas. . . Pero dejando todo eso un lado, os queremos dejar 5 canciones con el espíritu contrario al BlueMonday: es decir, canciones que te harán sonreír, bailar y olvidarte de fórmulas matemáticas aguafiestas.

Porque dicen que el que canta su mal espanta, allí van 5 grandes temas musicales para olvidarse de días tristes:

1. Good Vibrations, The Beach Boys

2. Queen – Don’t stop me now


3. Island on the sun – Weezer

4. Get Lucky- Daft Punk

5. Digital Witness – Sant Vincent

6. Do it anyway – Ben Folds Five

Y por supuesto

7. Blue Monday – New Order

 

Estas son algunas de nuestras canciones favoritas para animar un día gris. Bailar y cantar con temazos como estos   y si hace frío como hoy, un buen tazón de chocolate caliente (que tienen mucho triptófano) y adiós a los BlueMondays! ¿Nos contáis cuáles son esas canciones que os ponen de buen humor? 

Y vuelta a empezar! Propósitos para 2015

Propósitos año nuevo 2015

Ya estamos en 2015. . . y desgraciadamente, parece que aún no volamos en monopatín como hacía Michael J. Fox en Regreso al Futuro. Pero ya sabéis los que de vez en cuando os pasáis por aquí que nuestra máxima es que una actitud  positiva es clave para afrontar mejor nuestros problemas y superar nuestros obstáculos. Enero es mes de novedades, comienzos, vueltas a la rutina, inauguraciones (aunque sea el calendario de encima de la mesa)  y vueltas a empezar . Enero es además el mes de las listas: las clásicas listas de buenos propósitos y las muchas más festivas listas de la compra de rebajas. La de las compras en rebajas, para aquellos que se los puedan permitir, resultan además  mucho más fáciles de cumplir 😉

Hablando de hacer listas de buenos propósitos, lo cierto es que puede ser una actividad muy positiva ,  ya que como mínimo  nos hace replantearnos qué es aquello en lo que estamos fallando o mejor dicho,  en qué queremos mejorar. El autoanálisis y saber reconocer nuestras propias carencias, defectos y virtudes pude resultar muy útil.  Pero por muy positivos que queramos ponernos, para que tenga sentido  también hemos de ser cuidadosos  al hacer las  listas de buenos propósitos.  Sobre todo  cuando estos no son realistas o resultan inalcanzables, lo cual puede convertirse en  una tentación en la que perdamos algunas horas de nuestro tiempo soñando despiertos más que algo realmente productivo. Por ejemplo una lista demasiado larga, demasiado acotada en el tiempo,  que dependa de la intervención de muchas personas o que incluya cosas que realmente no nos apetece nada hacer  puede hacer que nos desilusionemos antes de tiempo. Lo más seguro es que esos propósitos taaaan ideales  queden aparcados en el apartado de “Notas” de nuestra recién estrenada agenda, preparadas para cuando inauguremos 2016. Por eso es esencial que la lista se base  en aquello que realmente queremos hacer, y no en aquello que creemos que podemos – o creemos que no podemos– hacer.

Por eso, para estrenar 2015 desde El blog del triptófano queremos compartir con vosotros nuestro consejo  favorito para aplicarlo en todas las situaciones en las que tengáis que valorar o tomar decisiones o incluso ahora mismo, al redactar vuestra lista de buenos propósitos. La frase de de Brené Brown, escritora, investigadora y speaker autora de Los regalos de la Imperfección: “Háblate a tí mismo como le hablarías a alguien al que amas” 

3 dudas sobre el triptófano, con respuestas

Triptofano

Últimamente parece que el triptófano se está poniendo de moda! En la prensa ya se leen artículos sobre los “alimentos felices” o sobre por qué  los  alimentos con  triptófano pueden ayudarnos a sentirnos de mejor humor. Ya  nos suena algo más eso del triptófano y parece que tienen algo que ver con el estado de ánimo,¿verdad?    Seguramente has llegado hasta este blog buscando el término en Google para despejar tus dudas sobre un términa tan “raro”. O quizás alguna persona de tu entorno te ha hablado de que está tomando un complemento con triptófano y que le está yendo muy bien, o no.

Aunque a través de nuestro blog y nuestra página de facebook intentamos aportar un poco de luz sobre  qué es realmente el triptófano y qué propiedades o beneficios puede tener, lo cierto es que comparado con otros nutrientes, como por ejemplo, la vitamina C o el hierro, el triptófano es aún todo un desconocido. Algo habremos oído, sí,  pero no tenemos claro qué funciones cumple en nuestro organismo y por qué lo necesitamos. Y claro. . . con un nombre tan complicado, a ver quién se acuerda!  Por ello, aquí tenemos el top 3 de las preguntas sobre el triptófano que hemos elaborado a través de vuestros comentarios en los post.  Muchas gracias a todos aquellos que habéis contribuido a que sigamos adelante con la difusión de los beneficios del triptófano!

1. ¿Es el triptófano un medicamento? 

No. El triptófano es un nutriente, concretamente un aminoácido esencial. El triptófano está en muchos alimentos, sobre todo alimentos con alto contenido en proteínas. Aquí puedes ver algunos ejemplos. Decimos que es esencial porque tenemos que aportarlo a nuestro organismo a través de la dieta, ya que nuestro cuerpo no puede  “fabricarlo” o sintetizarlo solo. Por eso, hay que facilitar un aporte correcto de triptófano a través de fuentes externas: la alimentación, es decir, alimentos con triptófano y en caso de carencias o en situaciones puntuales en las que  sea conveniente, con la ayuda  de suplementos alimenticios: comprimidos con triptófano, vitaminas y minerales pensados para ayudarnos a alcanzar los aportes de cada nutriente que necesitamos.

El huevo, por ejemplo, es un alimento rico en triptófano
El huevo, por ejemplo, es un alimento rico en triptófano

2. ¿Para qué sirve tomar triptófano? 

Nuestro cerebro necesita un aporte suficiente de triptófano para la fabricación del neurotrasmisor serotonina, conocida popularmente como la “hormona de la felicidad”. En realidad, este sobrenombre viene porque la serotonina interviene de forma fundamental en la regulación del estado  de ánimo, aunque no es su única función. La serotonina  también interviene en otros procesos, como la regulación de sueño. Por otro lado, el triptófano también está en los “ladrillos” de nuestro cuerpo, ya que es uno de los 20 aminoácidos que componen cada una de las proteínas de nuestro cuerpo. Con una alimentación equilibrada normalmente aportamos a nuestro cuerpo el triptófano que necesita. En algunas situaciones  especialmente demandantes, (épocas de estrés etc) o cuando por alguna circunstancia nuestra dieta no está bien balanceada puede interesarnos un complemento.

3. ¿Es un antidepresivo? 

Al relacionarlo con la serotonina y el estado de ánimo, hay quien puede pensar que  el triptófano es un antidepresivo o que puede sustituir a estos fármacos.  Ojo: aunque pueda ser útil en épocas de más estrés o  momentos en que nos sentimos algo más decaídos, el triptófano no es un antidepresivo. No es un medicamento y  por eso no debe usarse como sustituto de medicación para tratar ninguna patología. A veces se generaliza con el término depresión cuando no se debería: la depresión  debe ser diagnosticada y tratada individualmente, con la ayuda de un médico,  para decidir cuál el tratamiento o terapia  más adecuada. Cada caso es diferente, y  las cuestiones de salud son exactamente eso: cuestiones de salud, lo más valioso de nuestra vida!  Por ello, si tienes cualquier duda al respecto de tu salud  debes acudir a un profesional que pueda asesorarte personalmente. Por ejemplo , tu médico  o farmacéutico  es quien puede  orientarte sobre si puedes tomar triptófano con un medicamento, o si tienen interacciones y no se pueden tomar juntos, o si es conveniente en tu caso, o sobre si necesitas un tratamiento, o hay que buscar otra solución    Siempre ante cualquier duda de salud. . . pregúntales, y no dudes en buscar toda la ayuda que necesites.

Los 10 países más felices

mapa del mundo

Hace unos días leíamos la noticia de la publicación de un nuevo ranking de los países más felices del mundo,  esta vez según  su  Happy Planet Index (HPI)Indice del Planeta Feliz).

Si pensáis (como  nosotros!) que algo tan inabarcable y subjetivo como la felicidad no  es algo que se pueda reducir a números –  ya que es un sentimiento universal  que cada uno de nosotros experimenta de forma diferente-  parece que también hay quien piensa lo contrario, y se dedican a intentar calcularlo. Para ello aplican diferentes parámetros y fórmulas que determinarán los resultados. Para los creadores del Indice del Planeta Feliz, la fórmula de la felicidad  -y no, no es la de la CocaCola – se basa en su percepción de  bienestar, multiplicado por su esperanza de vida y dividido por su huella ecológica. El resultado, según sus autores, determina qué países son los mejores facilitando a sus habitantes vidas largas, felices y sostenibles. Curiosamente, no es el único ranking de los países más felices que vemos este año: otro, aún más popular, es el que publica la  ONU con motivo del “Día Internacional de  la Felicidad”, que se celebra el 20 de marzo , y en el que los parámetros a medir (y por tanto el top ten de países felices) es  muy diferente. Para la ONU, lideran el ranking los  países nórdicos, como Dinamarca, Noruega, Suecia u  Holanda, mientras para los creadores del Indice del Planeta Feliz, 9 de los 10 países con la puntuación más alta están en Ámerica Latina.

Antes de saber cuáles son los número uno, ¿queréis saber cuál es la posición de España según su HPI? Pues está en el puesto número 62 de 152.  Nosotros, que somos de ver el vaso siempre medio lleno, nos quedamos con que España puntúa muy bien en esperanza de vida (si se atendiera sólo a este parámetro estaría en el número 9 de 152!)  y  aceptablemente  en “bienestar”. Suspende, eso sí, como todos los países desarrollados en su huella ecológica, que le cuesta muchas posiciones. Si queréis ver exactamente cuáles son sus notas, las de España y las de todos los países del ranking, aquí podéis verlas.

Y ahora sí, según el Indice del Planeta Feliz de 2014, estos son los países más felices del año:

1. Costa Rica 

COSTA RICA

 

2. Vietnam 

Vietnam

3. Colombia

Colombia

4. Belize

 C.C. Anoldent (Flickr)
Foto de: Anoldent (Flickr)

5. El Salvador

el-salvador

6. Jamaica

jamaica

7. Panamá

Panama

8. Nicaragua

Nicaragua

9. Venezuela

Merida, Venezuela

10. Guatemala

antigua, Guatemala

 

Estas son las 10 primeras posiciones de este tan particular y controvertido ranking. Nosotros nos quedamos con la idea de que la felicidad, como el amor, no entiende de medidas: como decía la frase de Shakespeare:  “Sería muy poco feliz si pudiera decir hasta qué punto lo soy”.