Cómo evitar caer en la depresión otoñal

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los días se hacen más cortos y las horas de sol cambian por la lluvia y el frío. No hay duda: el otoño ha llegado. Ahora son muchas las personas que se sienten deprimidas o tienen un estado de ánimo más  bajo – un trastorno que también se conoce como la astenia otoñal. Aquí, en el Blog del Triptófano, te explicamos el porqué de esta alteración en nuestro estado vital y te damos algunos consejos para evitar caer en la depresión este otoño. ¡Vamos a por ello! 

Igual que la primavera, el otoño es una estación que se caracteriza por los cambios de tiempo. Y es que en otoño, la temporada de verano marcada normalmente por aspectos tan agradables como las vacaciones, la diversión y las largas horas de sol, se cambia por otra que conlleva una bajada de las temperaturas, días lluviosos y una disminución de la luz. Para muchas personas, estos cambios provocan efectos desagradables como bajones en su estado de ánimo, fatiga o desánimo generalizado, conocidos popularmente como astenia otoñal, y puede tener varias causas:

  • La reducción del sol: Ya hemos explicado en anteriores entradas de nuestro Blog el efecto que tiene el sol sobre la liberación de la serotonina – la llamada “hormona de la felicidad”. Cuando las horas de sol se reducen, los efectos favorables para nuestro sistema nervioso central y nuestro sistema inmunológico desaparecen y pueden producir tristeza, decaimiento y un bajo estado vital.
  • Tiempo libre: Cuando llueve, vemos limitadas nuestras opciones para pasar nuestro tiempo libre porque ya no podemos realizar actividades en el exterior. En ocasiones, este hecho puede producir estados de desánimo y una fatiga generalizada, especialmente cuando planeamos nuestro tiempo libre sin tener en cuenta un plan alternativo en un espacio interior.
  • Nuestro reloj biológico: Igual que la segregación de la serotonina, la luminosidad también determina nuestro reloj biológico y regula incluso nuestro ritmo cardíaco, por ejemplo cuando dormimos. La falta de luz durante las primeras horas de la mañana puede contribuir a una sensación de fatiga y somnolencia.

Otros síntomas que podrían ser provocadas por estas circunstancias son también la apatía, irritabilidad y mal humor, un exceso de sueño (más necesidad de dormir de lo habitual) y hasta trastornos alimentarios.

Para superar esta época de decaimiento y bajo estado vital, hay algunas pautas que cualquier persona puede seguir. Como siempre, estar alerta ante una posible situación de desanimo es el primer paso para emprender medidas que mejoran el estado de ánimo. Aquí van nuestros consejos:

  • Aprovechar las horas de sol: diez minutos de sol al día pueden bastar para estimular nuestros niveles de serotonina y ayudar a que nos sintamos mejor. Cuando ves el sol, aprovecha para hacer una pausa de tus actividades en casa o el trabajo y tómate tu tiempo. Ya verás cómo se te cargarán las pilas.
  • Crear un ambiente interior agradable: Cuanto menos sol hay fuera, más importante es que nos sintamos a gusto en nuestro hogar. Crear un ambiente agradable con luz suave pero suficiente para dar un contraste a la oscuridad del otoño nos ayuda a gestionar este cambio de tiempo. Otro aspecto importante es dar más importancia a que la casa esté bien ordenada. Como comenta la psicóloga Marisa Bosqued en el libro “Triptófano, el secreto para volver a ser tú”, el desorden en casa puede conllevar incluso un factor de estrés. En cambio, mantener orden nos ayuda a conseguir bienestar y relajación en nuestro hogar.
  • Cambiar planes: Piensa en los encantos que puede tener la época del frío – los planes tipo sofá, peli y manta. Concienciarte de que ahora vas a realizar más actividades en casa que fuera te ayuda a planificar mejor tu tiempo libre y evitar decepciones o una falta de iniciativa. Y si te faltan ideas, ¿por qué no intentas hacer algo totalmente nuevo, inventar tu propio plan divertido? Cómprate unos potes de pintura y unos pinceles e invita a tu mejor amigo o amiga a un taller artístico – salga lo que salga, la diversión estará asegurada.
  • No te olvides de la actividad física: También en otoño es importante mantener niveles de actividad física fuera de casa. Una dosis de ejercicio al aire libre te ayudará a sentirte mejor, puesto que el deporte también tiene un efecto favorable sobre la liberación de la serotonina y, por lo tanto, sobre nuestro bienestar.
  • Los beneficios del Triptófano: Además de una alimentación equilibrada, en otoño es especialmente importante mantener unos niveles óptimos de triptófano. Este aminoácido esencial que nuestro cuerpo no puede producir por sí mismo, es precursor de la serotonina y nos ayuda así a evitar estados de decaimiento y a mejorar nuestro estado de ánimo. En la farmacia existen complementos alimenticios con triptófano y es importante elegir un preparado que lo combine con otros nutrientes que favorecen su funcionamiento en nuestro cuerpo. Esto es: la vitamina B6 y el Magnesio.

Con todos estos consejos, esperamos que os lo paséis bien este otoño. Y a todos los que han seguido nuestro consejos de “buscarse su propio plan” para esta época de lluvia y frio, ¡os invitamos a compartir vuestras experiencias con nosotros, aquí en el Blog del Triptófano!

 

© Foto | Un ragazzo chiamato Bi en Flickr

2 comentarios en “Cómo evitar caer en la depresión otoñal

    1. Hola Teresa, gracias por tu pregunta. Existen varios complementos alimenticios con triptófano y los puedes comprar en tu farmacia o parafarmacia. Lo mejor es que preguntes al farmacéutico que te podrá recomendar el mejor producto. Pero te aconsejaríamos que preguntes por un complemento que además del triptófano también contenga Vitamina del tipo B6 y Magnesio, ya que los dos nutrientes favorecen el funcionamiento del triptófano en nuestro organismo. Esperamos haberte podido ayudar y para cualquier otra consulta, estamos a tu disposición. ¡Un saludo!

Los comentarios están cerrados.