¡Rompe las estadísticas!

felicidad triptofano - El Blog del Triptofano

En anteriores entradas del blog os hablábamos de un ránking que medía el bienestar de los países, para saber cuáles eran los territorios más felices.  Estudiando distintas variables como la salud, el apoyo social o el trabajo estable, se elaboró un informe aglutinando los países con un índice más alto de felicidad. Esta semana hemos visto la noticia de que España ha bajado su nivel de felicidad, por lo que en el Blog del Triptófano queremos darle la vuelta con algunos consejos para conseguir romper estas estadísticas.

  • La economía importa, pero hay que saber relativizarla. Apuntémonos a la tendencia del DIY (Do It Yourself, o Hazlo Tú Mismo) y, además de ahorrar dinero aumentaremos nuestra capacidad creativa, lo que es muy beneficioso para mantener nuestra mente en forma.
  • Cuidar nuestra dieta y nuestra salud, procurando mantener siempre los niveles óptimos de triptófano para que nuestro ánimo no decaiga.
  • Evitemos situaciones de estrés y ansiedad.  No dejar todas las tareas pendientes para última hora es un buen truco, así como aprender a restar importancia a los pequeños problemas cotidianos que todo ser humano puede sufrir.
  • Valorar y disfrutar de los detalles, por pequeños que sean. La acumulación de mínimos momentos de felicidad da lugar a un máximo bienestar emocional.
  • Movámonos. Con el ejercicio físico liberamos sustancias químicas que nos hacen sentir bien, y además de forma colateral podemos llegar a conocer gente nueva y aumentar así nuestro círculo de relaciones sociales, uno de las variables por las que se estudia el nivel de felicidad de un país.
  • Cuidar nuestra autoestima y creer que podemos alcanzar nuestros objetivos. No somos menos que nadie, por lo que todo se puede conseguir con constancia. Nunca hay que tirar la toalla al primer obstáculo. Superarlos nos hace mucho más fuertes.

En el Blog del Triptófano estamos convencidos de que el año que viene no seremos protagonistas de esta triste estadística. Aunque nuestro entorno sea desfavorable, podemos hacer de nosotros personas capaces de cambiarlo 😉

 

Foto |  Scott Wurzel en Flickr