Hoy es el día más triste del año. ¡Supéralo!

Blue Monday - El Blog del Triptófano

Tenemos una buena noticia y una mala. La mala es: Hoy es el día más triste del año. No lo decimos nosotros; la determinación de este día se basa en los cálculos del psicólogo Cliff Arnall que encontró en el año 2005, cuando fue profesor de la  Universidad de Cardiff (Gales), una fórmula para calcular en qué día nuestro estado de ánimo llega a su punto más bajo. Aplicado al año 2013 el resultado es hoy, lunes 21 de enero. Pero aquí va la buena noticia: tenemos algunos consejos que os ayudarán a superar este día y recuperar vuestro ánimo. ¡Vamos a por ello!

“Blue Monday” es el nombre con el que se ha bautizado al tercer lunes de enero. ¿Cómo llegó Arnall a la conclusión de que dicha jornada (este año día 21 de enero) es la que más tristes y decaídos estamos? Redujo a formulas matemáticas conceptos como el tiempo atmosférico o el desánimo que sufrían muchas personas y los resultados más acusados se dieron cita tal lunes como hoy, hace 8 años.

Podemos creer o no en estos cálculos estadísticos, pero lo que sí que está demostrado es que en el mes de enero nuestro estado de ánimo decae de manera considerable. El hecho de ver cada vez menos factibles nuestros propósitos de año nuevo y el mal tiempo y el frío se traducen en una sensación de ansiedad y tristeza que a veces no nos sabemos explicar.

La Mental Health Foundation nos propone unos sencillos trucos para hacer desaparecer los síntomas del “Blue Monday”. Aquí os presentamos los más destacados:

  • El ejercicio como mejor aliado. No solo estimula nuestros niveles de energía y nuestro sistema inmunológico, sino que también libera endorfinas de nuestro cerebro. Aquí en El Blog del Triptófano, ya hemos tratado este tema más en detalle en otras entradas anteriores.
  • La importancia de la comida. El pescado azul, como por ejemplo el salmón o el atún, es rico en ácidos grasos omega 3. Este tipo de grasas nos son de gran ayuda para  combatir nuestro estado de apatía. Nunca está de más recordar, también, que hay que comer regularmente durante el día para mantener correctamente nuestros niveles de glucosa.
  • Las relaciones sociales en persona. Con la tecnología cada vez más avanzada de muchas redes sociales, las bajas temperaturas se convierten en una muy buena excusa para quedarse en casa y mantener las amistades a distancia. Pero hay algo que la tecnología no puede sustituir, y son ciertas reacciones cerebrales que se producen con el contacto cara a cara, muy beneficiosas para nuestra salud mental.
  • Propósitos realistas para el año nuevo. Los objetivos demasiado ambiciosos pueden jugarnos una mala pasada. Pongámonos metas a corto plazo y que realmente podamos conseguir, para que el estrés no esté presente en nuestro día a día. Os adelantamos que en el libro “Triptófano, el secreto para volver a ser tú” (que se publicará en primavera de este año), la psicóloga Marisa Bosqued nos explica que el estrés puede ser bueno para estimularnos a conseguir aquello que nos proponemos. Pero hay que tener cuidado con la intensidad y la duración de dicho estrés,  pues todo en exceso tiene consecuencias negativas.
  • El triptófano, el remedio contra la ansiedad. Yo ya hemos explicado en anteriores entradas, queremos añadir que el triptófano puede ser también una buena herramienta para vencer los bajones en el estado de ánimo y síntomas como el decaimiento y la ansiedad. Como aminoácido esencial, interviene en la formación de la serotonina, uno de los principales neurotransmisores cerebrales de nuestro organismo. Como tal, la serotonina juega un importante papel en la mejora del afecto y el estado de ánimo, entre otras funciones vitales. Y es que la síntesis de serotonina depende de la disponibilidad de triptófano en el sistema nervioso central.

 

En fin, con pequeños pasos tan cotidianos como los que os hemos explicado, junto con los niveles adecuados de triptófano en nuestro organismo, podemos hacer de nuestro día a día un camino hacia la felicidad.

 

Foto | Mayra F. en Flickr

2 comentarios en “Hoy es el día más triste del año. ¡Supéralo!

Los comentarios están cerrados.