5 claves para evitar la ansiedad por los exámenes

Estres ante examenes - El Blog del Triptofano

Estamos en plena semana de la selectividad. Miles de estudiantes que han acabado segundo de Bachillerato se enfrentan a una nueva prueba, la prueba definitiva. La que les permitirá -o no- acceder a los estudios que han elegido. Esta es una época que se caracteriza por las imágenes de estudiantes nerviosos, con estrés, noches en vela y muy pocas horas de descanso, aunque cabe decir que hay formas de evitar que un periodo de exámenes se convierta en algo insoportable. Las siguientes claves os serán muy útiles para reducir la ansiedad previa a una prueba, y superarla con éxito:

  • Anticípate a los exámenes. Es duro ponerse manos a la obra cuando aún quedan muchos días e incluso semanas para la prueba, pero hacer una lectura rápida de lo que va a salir te permitirá una mayor velocidad de estudio y comprensión cuando se acerque el día. De esta forma, tu cerebro empezará a entrenarse casi sin darte cuenta.
  • Confía en tus capacidades. Tanto la autoestima como el optimismo son pilares fundamentales del éxito en un examen. No vale pensar que no saldremos de ésta y que suspenderemos porque no tenemos las capacidades suficientes, sino que es importante que tengamos la confianza suficiente en nosotros para lograr lo que nos propongamos. Si todo el mundo lo logra, ¿por qué no nosotros?
  • En otras entradas del blog os comentamos que la noche anterior a cualquier evento que no forme parte de nuestra vida cotidiana, como por ejemplo un viaje, es crucial. En época de exámenes pasa exactamente lo mismo: dormir siete u ocho horas la noche anterior al examen nos ayuda a estar mucho más frescos al día siguiente. No nos engañemos, no tendremos más opciones de aprobar solo por estudiar sin parar durante toda la noche. Pueden serte de gran utilidad poner en práctica diferentes técnicas de relajación.
  • A veces cuesta concentrarse para estudiar, y en especial en épocas como ésta en la que el buen tiempo nos tienta a salir a la calle o ir a la playa. El triptófano es un buen aliado para nuestra concentración, por lo que debemos procurar que no suframos su carencia para poder asimilar correctamente todo lo que estudiamos.
  • Otro ámbito que se ve resentido en muchas ocasiones por el desgaste y la ansiedad generada por los exámenes es el de la alimentación. En épocas de estrés es más difícil mantener una dieta equilibrada, por lo que los complementos con triptófano pueden ser el aliado perfecto para mantener los niveles de este aminoácido y no perder los beneficios que nos aporta y que os hemos explicado en el anterior punto.

Si estáis en plena selectividad o exámenes universitarios, estos trucos os servirán para mejorar vuestro rendimiento. Si no tenéis prevista ninguna prueba a corto plazo, podéis aplicarlos en vuestros retos diarios. ¡Podemos!

Foto | Luis Hernandez en Flickr