¿Cómo ayuda el triptófano en una dieta?

¿Te preguntas si un nutriente como el triptófano puede ayudarte en tu dieta para perder peso?

El triptófano es un aminoácido esencial necesario para la producción natural de serotonina, la llamada hormona de la felicidad. En realidad, la serotonina es un neurotransmisor que influye en muchos procesos de nuestro organismo, desde la regulación de nuestro estado de ánimo, pasando por el sueño o el apetito. Los niveles bajos de serotonina pueden hacernos sentir decaídos, o con sensación de más estrés, agobio o apatía. Tomar más triptófano, por tanto, puede ser de ayuda en aquellas épocas en las que nos sentimos más desanimados, como
suele pasar cuando estamos siguiendo una dieta de adelgazamiento.

Aunque por sí mismo este nutriente no nos ayuda a quemar grasas ni a eliminar líquidos retenidos, sí podría ayudarnos a cumplir nuestros objetivos de mejora de nuestra alimentación, puesto que al facilitar la producción de serotonina afecta a nuestro estado de ánimo positivamente y nos ayuda a regular la irritabilidad y la ansiedad que se pueden producir en estos casos. Sintiéndonos mejor y más positivos nos resultará más fácil tener confianza en nosotros mismos, no rendirnos fácilmente y vencer las ganas de comer lo que no debemos.  Por eso, si vas a iniciar una dieta para perder peso, te recomendamos que comentes con tu nutricionista la posibilidad de incluir el triptófano en ella.

Por suerte, este aminoácido esencial puede encontrarse en muchos alimentos que son fáciles de incluir en nuestra dieta. Los alimentos más ricos en triptófano son los de origen animal como las carnes magras, sobre todo el pollo y el pavo, y también los huevos. Pero, aparte de estos, hay más alimentos que también contienen una buena cantidad de este nutriente como las alcachofas, los cereales integrales, las semillas, los frutos secos, los plátanos, la piña y el chocolate negro, entre otros. Por lo tanto, las personas que siguen una alimentación vegetariana o vegana también pueden obtener este nutriente fácilmente.

De todos modos, las personas que incluyen poca cantidad de estos alimentos en su alimentación, ya sea por preferencias, temas de salud o porque no entran en la dieta que se está siguiendo para reducir peso, también pueden obtener este nutriente a través de suplementos que se pueden encontrar principalmente en farmacias. Dentro de este tipo de productos, existen los que contienen solamente este aminoácido y los que incluyen además de triptófano otros nutrientes como magnesio, hierro y vitaminas que mejoran el metabolismo del triptófano y ayudan a complementar la dieta. No obstante, para elegir el más adecuado para nosotros lo más aconsejable es que consultemos en la farmacia o a la nutricionista o médico que nos esté ayudando con la dieta de adelgazamiento. Recuerda que las dietas de adelgazamiento deberían ser siempre supervisadas por un profesional, ya que algunas de las más populares pueden ser desequilibradas y ineficaces. ¡Infórmate!

¡Di adiós al Blue Monday!

Quizá os suene el nombre Cliff Arnall, un psicólogo que elaboró hace años una fórmula matemática para establecer cuál sería el día más triste del año. Al supuestamente día más triste del año, que corresponde con el tercer lunes del mes de enero, lo llamó BlueMonday, ya que en inglés “blue” además de azul, también significa triste o abatido. Este año el Blue Monday es precisamente este lunes, 16 de enero de 2017.

Nosotros no estamos de acuerdo en que el BlueMonday tenga que ser el día más triste del año, a pesar de que lo diga una fórmula, haga frío y estemos notando la famosa cuesta de enero. Estamos convencidos que la actitud y la mente positiva pueden convertir hasta el día más gris en un día vibrante.

¿Que cómo se puede decir adiós al BlueMonday? Siguiendo nuestros consejos para convertir este lunes triste en un día tan  feliz como pueda ser cada uno de los días del año:

Alimenta tu ánimo: Esto no es cuestión de un día, pero hay que recordarlo: la dieta equilibrada es clave para la salud física, mental e incluso emocional. Hay alimentos que contienen nutrientes como el triptófano o el magnesio que pueden contribuir a un estado de ánimo más positivo. ¡Es importante que nuestra dieta sea equilibrada y balanceada, en el Blue Monday y cualquier día del año!

Sal de casa! Rompamos las estadísticas que apuntan que somos personas sedentarias y salgamos a la calle, sea cuál sea la época del año en la que nos encontremos. ¡Sólo tienes que abrigarte más!  Hacer ejercicio regularmente mejorará nuestro estado de ánimo y reducirá la ansiedad.

Conecta con la naturaleza   Si vivimos en un pueblo, no hay nada más que decir. Y si nuestra excusa es que vivimos en una gran ciudad, aprovechemos los fines de semana para escaparnos un día de excursión y desconectar del ruido para relajarnos.

abrazo

Socializa con tu familia, amigos o vecinos No hay nada más sano para nuestro ánimo que las relaciones interpersonales, para poder compartir lo que nos pasa y poder relativizar nuestro estrés: en la era de las redes sociales y el whats up hay que tenerlo en cuenta. Cualquier día es bueno para tomar un café con un amigo, o recuperar a aquellas personas con las que llevamos mucho tiempo sin mantener el contacto. Las demostraciones de cariño como los abrazos tiene un efecto directo sobre nuestro estado de ánimo.

Rememora buenos momentos, por ejemplo, de tu infancia.  Esos momentos en los que inocencia equivalía a felicidad no tienen fecha para ser recordados. Riámonos de lo torpes y graciosos que éramos cuando teníamos 10 años abriendo el álbum de fotos o viendo un vídeo de esos que tanto nos gustan. Da igual que sea verano o invierno, seguro que nos arranca una sonrisa y nos pone de buen humor.

Así que ya  sabéis: más triptófano, más comer saludablemente, más cuidarnos, querernos y abrazarnos. . . ¡ y  di adiós al BlueMonday!

banner-320-x-100-px-x-72

Receta con triptófano

Ya en septiembre, mes “oficial” de las vueltas (al  trabajo, al cole, a reapuntarse al gimnasio. . .).En la vorágine de la vuelta a la rutina muchas veces estamos tan estresados que no  paramos ni para comer. O comemos delante del ordenador cualquier cosa con tal de no perder el tiempo. Que el tiempo es oro, dicen. El tiempo es oro, pero hay algo que aún vale más: nuestra salud. Y ya sabéis que para una buena salud es necesario seguir una dieta equilibrada que proporcione a nuestro cuerpo (y a nuestra mente!) todos los nutrientes que necesita para un un buen funcionamiento del organismo: vitaminas, minerales, ácidos grasos, aminoácidos y ese montón de “palabros” que hacen que podamos levantarnos con energía cada mañana.

Por eso el primer post de septiembre del blog lo vamos a dedicar a un plato que descubrimos las pasadas vacaciones. Y aparte de porque está buenísimo, lo elegimos, cómo no, por su aporte de nuestro aminoácido favorito: el triptófano. Y es ya sabéis que septiembre es el mes del triptófano;)

Hoy vamos a enseñaros como hacer chana masala, un plato de curry procedente del Norte de la India, muy sencillo de preparar pero repleto de sabor. Su elemento estrella son los garbanzos, una de las legumbres que aporta más triptófano a nuestra dieta. Y además, como la mayoría de los platos de la cocina indiua, es apto para dietas vegetarianas y veganas.

Esperamos que la disfrutéis!

Receta de Chana Masala

 2 cucharadas de aceite de oliva

1 cebolla mediana picada

1 diente de ajo, picados

Ralladura de jengibre

1 cucharada de curry

1 cucharada de pasta de tomate

Un bote de garbanzos

Una pizca de zumo de limón

1 / 2 cucharadita de sal

Pimienta negra fresca

1 cucharada de margarina

Arroz basmati

Opcional: cilantro

Cómo prepararlo:

Con el fuego a potencia media, pocha la cebolla hasta que se dore ligeramente sin que se tueste.  Baja el fuego y  añade el ajo, el curry, el jengibre y el tomate. Cocine a fuego lento unos 2 minutos.

Agregue los garbanzos, un chorrito de limón, la sal y la pimienta negra.

Deje cocer por 5-6 minutos, revolviendo de vez en cuando. Si te gusta picante, puedes añadir algo de chile o pimienta roja, atu gusto.

Agregue la margarina, revolviéndola hasta que se derrita.

Sirva sobre arroz, preferiblemente basmati, que habrás hervido aparte con una piza de sal.

El insomnio y el triptófano

 

 

El insomnio es un término que se utiliza regularmente para definir la dificultad para dormir o conciliar el sueño. Más del 30% de las personas han sufrido insomnio dificultad para dormir en alguna ocasión. Las  personas que no duermen bien pueden sentir miedo, estrés o ansiedad, o esperan que la falta de descanso interfiera con las funciones diarias como el trabajo, los estudios o  las actividades sociales. Las preocupaciones laborales o familiares o temas de salud pueden  interfer y poner difícil conciliar el sueño. Además, los eventos estresantes de la vida, como la muerte o enfermedad de un ser querido, un divorcio o la pérdida del empleo pueden llevar al insomnio.

¿Y qué relación tiene el triptófano con el sueño? ¿Por qué algunas personas con dietas ricas en triptófano o que toman complementos alimenticios con triptófano comentan que les ayuda a descansar mejor y dormir por la noche?

La explicación es que el triptófano es un aminoácido que como todos los nutrientes, tiene varias funciones en el cuerpo humano: el triptófano, además de ser parte integral de las proteínas, también ayuda en la producción de neurotransmisores como la serotonina. La serotonina regula el estado de ánimo, pero además tiene un papel importante en la regulación de la temperatura, el apetito y. . . también  del sueño, al ser precursora de la melatonina, la hormona que controla nuestro “reloj” biológico y el ritmo sueño-vigilia. Por ello,  a pesar de no ser un hipnótico o un sedante, algunas personas a las que les cuesta conciliar el sueño pueden notar alguna mejoría al tomar triptófano.

“Tómate un vasito de leche antes de dormir”  Seguro que has oído mil veces este consejo. Hay quien asegura que funciona. ..  y hay quién cree que sólo es un mito. Te funcione o no, lo del vaso de leche antes de dormir tiene su fundamento: los lácteos, como sabéis,  son uno de los alimentos más ricos en triptófano.  Ahora bien, eso no quire decir que el insomnio o los problemas de sueño se nos “curen” automáticamente bebiendo más leche o tomando más triptófano: los problemas de sueño pueden tener muchas causas y muchos tratamientos. En cada caso será necesario un abordaje diferente.  Hay a quien simplemente,  un vaso de leche les ayuda a relajarse, igual que una ducha calentita. Pero para los problemas de sueño más habituales, existen muchas  alternativas terapéuticas de las que puedes informarte en tu farmacia o en tu médico de cabecera si te preocupa no dormir bien.

Te recordamos que Triptomax es un complemento alimenticio a base de triptófano, vitaminas del grupo B, hierro y magnesio. El triptófano que contiene Triptomax ayuda a nuestro cuerpo a producir serotonina. La serotonina regula nuestro estado de ánimo, estimula nuestra función cognitiva y contribuye a un sentimiento de optimismo y bienestar. Triptomax puede contribuir a nuestro estado de ánimo en momentos demandantes o épocas de más estrés o preocupaciones; sin embargo hay que recordar que los complementos alimenticios no deben nunca sustituir a un modo de vida sano y a una dieta equilibrada.

Al rico helado rico en triptófano!

Con la llegada de la primavera ya llegan los días largos y las tardes al sol. . . y por fin apetecen los helados. Que levante la mano al que no les gusten! ¿Silencio en la sala, no?  Una de nuestras actividades favoritas es pasear, solos o en buena compañía, un atardecer de verano disfrutando de un buen helado. ¿Y si te dijéramos que además de que porque están bien ricos, nuestra preferencia por los helados tiene una razón de ser, o mejor dicho, una buena excusa?

Ahí va. . . lo habéis adivinado. Los helados también contienen triptófano, que como sabéis es nuestro aminoácido favorito: el  también conocido como aminoácido de la felicidad. Los helados, cuando están hechos con lácteos como la leche, también  lo contienen. Y doble ración cuando es de chocolate! 🙂

lacteos

Así que hoy  compartimos  una curiosa video-receta bien llena de triptófano en forma de estos helados caseros de chocolate, facílisimos de hacer. ..  y aún más fáciles de comer. Eso sí: recordar que hay que cuidar nuestra alimentación: ¡todo en su justa medida, que hasta algo tan inocuo como el agua , en exceso es “mala”!  También hay personas a los que los lácteos no les sientan bien, bien por alergias o por intolerancia a la lactosa: pero para ellos  existen  helados sin lactosa, helados veganos,  y otros alimentos bien ricos que también tienen triptófano. Hay para todos!

En este video un chef bien peculiar nos propone un truco para hacer helado casero de chocolate en. . .5 minutos! ¿Imposible?  Sin heladera, sin congelador y con un poco de magia. ¡Si lo probáis contarnos si funciona!

 

La depresión: el perro negro

chica

Parece que todos sabemos lo que significa el término “depresión” y tenemos claros los sentimientos y emociones de una persona deprimida ¿no? Vaya, pues si está deprimido, ¡que se anime, que salga a pasarlo bien!, es una de las cosas que primero pensamos. Sin embargo, con frecuencia el término “depresión” se aplica de manera errónea, o por extensión, a  simples oscilaciones en nuestro estado de ánimo (momentos o días  de tristeza, desánimo, pesimismo, miedo o tensión ante acontecimientos que percibimos como negativos en nuestras vidas o bien que la modifican de forma más o menos sustancial). Eso no es una depresión, en realidad. Estos sentimientos o emociones son, la gran mayoría de las veces, totalmente normales. Por ello tenemos sentimientos y somos humanos: nos reímos si algo nos parece divertido, lloramos cuando algo nos parece triste o nos duele, nos preocupamos cuando tenemos miedo a perder o al enfrentarnos a un problema etc . Sin embargo, la depresión, entendido desde el punto de vista estricto, es decir,  la depresión clínica, no es eso. No es nada tan simple, ¡ojalá lo fuera! Y desgraciadamente, la depresión clínica o depresión mayor no se pasa con un simple “anímate”, ni se alivia tan rápidamente con una pastilla como si fuera un pequeño dolor de cabeza. Una depresión es una enfermedad, pero que en lugar de afectar a nuestro cuerpo, afecta a nuestra mente. Puede tener diferentes causas, algunas orgánicas o funcionales,  otras no: hay todavía aspectos desconocidos de este trastorno. Puede tener diversos tratamientos y cada persona puede necesitar una terapia, medicamento o tratamiento diferente – o una combinación de varios –  en función de sus necesidades y de su caso concreto. Es decir: como todas las enfermedades. Como cualquier enfermedad, nadie tiene la culpa de tener una depresión. La depresión clínica puede afectar a cualquiera, sin distinción ninguna: ricos, pobres, altos, bajos, mujeres, hombres, niños,  celebrities, a tu vecino, a ése cómico tan famoso que tanto te hacía reír. . .La Organización Mundial de la Salud calcula que la depresión afecta a unos 121 millones de personas en el mundo, de las que sólo una cuarta parte pueden tener acceso a tratamientos, y calcula que 1 de cada 5 personas pasará un cuadro depresivo a lo largo de su vida. Como ves, son datos propios de un trastorno extremadamente frecuente, pero aún sí, la depresión clínica se trivializa. Muchos afectados se sienten culpables, tienen miedo a reconocer su enfermedad y no buscan ayuda, ya que se sienten incomprendidos y juzgados, por sí mismos y por su entorno.  Y si hay algo de certeza en la depresión, es que, para salir de ella, es muy importante pedir ayuda. Por eso, hoy compartimos con vosotros este excelente vídeo (también de la OMS) que explica de manera muy clara qué es una depresión clínica, qué sienten aquellos que la sufren, y las diferentes maneras de afrontarlo.

Musicoterapia: canciones para empezar un nuevo año

Decía el filósofo Platón que la música es para el alma lo que la gimnasia es para el cuerpo. No hay duda de que de la música, de todas las artes, es quizás la que más directamente conecta con nuestros sentimientos.   Escuchamos música desde que nacemos (e incluso antes): los bebés reaccionan a melodías y estímulos sonoros incluso antes de reconocer las voces de sus padres.  La música está considerada entre los elementos que causan más placer:  al escuchar música nuestro cerebro libera dopamina, un neurotransmisor que, como la serotonina, está muy relacionado con nuestro estado de ánimo y emociones. Comprobar la efectividad de la música para mejorar nuestro estado de ánimo es muy fácil: prueba a ponerte canciones que te gusten y que te impulsen a cantar o bailar en un momento en que te sientas triste, aunque no te apetezca. Seguro, que aunque sea por un momento, te sientes instantáneamente mejor. Ten en cuenta que se ha demostrado que la música puede jugar un papel  positivo incluso en el tratamiento de algunas enfermedades, por ejemplo, se ha investigado qué puede aportar  la  musicoterapia como coadyuvante en las terapias de rehanilitación de algunas enfermedades neurológicas, como el Parkinson.

La música puede arreglarte un mal día. También puede estropeártelo o ponerte más triste si no eliges bien ;), pero como queremos empezar bien este nuevo 2016, os dejamos una lista de canciones positivas para empezar con buen pie 2016. Todas son muy diferentes, de distintas épocas, géneros y estilos, pues todos no somos iguales, y nos motivaran diferentes cosas. Os avisamos que no son las típicas: queremos que sea una lista un poco diferente, más allá de las “10 canciones más positivas”. Esperamos que la disfrutéis!

1. I say a little prayer – Aretha Franklin

2. A quién le importa – Alaska

3. These boots ara made for walking – Nancy Sinatra

4. Let it happen- Tame Impala

5. Girls Just Wanna Have Fun – Cindy Lauper

6. Kokomo – The Beach Boys

7. I saw the light – Todd Rundgren 

8. Learn to fly – Foo Fighters

9. Sheena is a punk rocker – Ramones

10. Petula Clark – Downtown

11. Ace of Spades – Motörhead 

RIP Lemmy 😦