Mente positiva, corazón contento

Con motivo de la la llegada del Día Mundial del Corazón, este 29 de septiembre,  ¡tenemos una buena noticia que darte!

¿Sabías que las personas optimistas, no sólo viven  más y mejor, sino que son más sanos, especialmente en cuanto a salud cardiovascular?  Así lo dicen varias investigaciones, incluida una de la Escuela de Salud Pública de Harvard. Al parecer,  una actitud y una mente positiva ante la vida mejora el estado de salud en general, pero especialmente la de nuestro corazón. El optimismo y el bienestar psicológico, según el estudio, puede ayudar a reducir los factores de riesgo cardiovascular. Un resultado interesante que nos corrobora en nuestra misión de intentar llegar a una vida mejor a través de la eliminación del pesimismo, el estrés y la ansiedad.

Según el equipo de investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard, el optimismo está claramente relacionado con un mejor estado de salud. Y concretando más, la felicidad y el bienestar psicológico hacen que el riesgo de padecer enfermedades del corazón y circulatorias se reduzca un 50 por ciento, independientemente de la edad, estado socioeconómico, entre otros factores. Por eso, ¡no hay excusa para intentar afrontar cada nuevo día con mente positiva!

 

¿Necesitáis más motivos? Otro estudio realizado en 2015, en la Universidad de Illinois, basado en pruebas realizadas a más de 5.000 adultos entre 45-85 años, ahondó en la materia investigando la relación entre optimismo y salud cardíaca. Tuvieron  en cuenta diversas variables  de los participantes como salud mental, niveles de optimismo y salud física, con indicadores  como presión arterial, el índice de masa corporal, niveles de colesterol, tabaquismo. . .  las mismas métricas utilizadas por la Asociación Americana del Corazón en sus campañas de concienciación para la salud cardiovascular. Al estudiar los resultados de los participantes, se confirmaba la  relación entre  una actitud positiva y una buena salud del corazón: las personas optimistas mostraban el doble de posibilidades de disfrutar  una buena salud cardiovascular que los más pesimistas. Encontraron que por lo general, los  optimistas eran además menos sedentarios y llevaban  un estilo de vida en general más saludable, lo que podría explicar  también su mejor estado físico. Por ello, los investigadores sugerían que fomentar el bienestar psicológico de las personas (ayudándoles a ser más optimistas) podría ser una opción a estudiar como estrategia de prevención para fomentar un mejor estado de salud cardiovascular.

Así que muy feliz #DiaMundialdelCorazón! Con una mente positiva, claro ¡tu corazón te lo pide!