Decálogo de buenas intenciones para el 2014

142289365

Empezamos el año con energía, positivismo y fuerza para cumplir nuestros objetivos y vencer cualquier obstáculo que se nos ponga por delante. Como cada año, nuestras mentes se llenan de magníficos propósitos que a menudo no cumplimos. Para que estos propósitos no se queden en intento y se conviertan en realidades, desde El Blog del Triptófano hemos querido hacer un decálogo comunitario de buenas intenciones. ¡Allá vamos!

  1. Intenta ser feliz siempre, también en el trabajo. Si te tomas positivamente todo aquello que hagas, incluso lo que haces más por obligación que por gusto, desempeñarás mejor y de forma más eficaz cualquier tarea que te plantees.
  2. Dale equilibrio a tu hogar o al lugar en el que pases más tiempo. Si el ambiente que nos rodea está en armonía nos protegeremos del estrés.
  3. Dedica parte de tu tiempo a los demás. Nos gusta saber que siempre hay alguien que está ahí para ayudarnos. Cuidemos y mimemos a las personas que nos rodean y, si es necesario, suframos con ellas.
  4. Dedícate un tiempo a ti mism@. Es importante que tengamos un momento al día para saber qué nos preocupa, si estamos contentos con nuestro estilo de vida, qué debemos cambiar para mejorar, etc.
  5. Haz un diario con las frases que más te inspiren. De este modo, si tienes algún día gris o necesitas levantar el estado de ánimo, puedes recurrir a ellas y reponer fuerzas; ver el lado positivo de la vida.
  6. Vive de manera saludable a través de una dieta equilibrada, deporte y relajación. Está comprobado que si nuestro cuerpo está feliz, nuestra mente también lo está.
  7. Tómate las vacaciones como tal. A lo largo del año te vas a encontrar con épocas de vacaciones, puentes y fines de semana largos. Aprovéchalos para dejar a un lado la rutina y el estrés y disfruta de estos momentos sin preocupaciones.  
  8. Ve al cine, al teatro, a una exposición o a lo que más te apetezca. De tanto en tanto no está de más romper con la rutina y, si es en mitad de la semana, mejor. De esta forma te desharás del estrés del día a día.
  9. Convierte las situaciones negativas en positivas. En la vida nos encontramos con situaciones desagradables que nos gustaría evitar. Aprende de ellas y quédate con la parte positiva de la experiencia, todas la tienen.
  10. Ponle banda sonora a tu buen humor. Hazte una lista de reproducción o un CD con las canciones que te levantan el ánimo para las ocasiones en que esté bajo. Platón dijo que “la música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo”.

Recuerda que todos estos propósitos quedan mucho más bonitos acompañados de una sonrisa, la terapia más efectiva que ni duele, ni cansa, ni tiene efectos secundarios negativos. Desde el Blog del Triptófano os deseamos lo mejor en este nuevo año que empieza hoy. ¡Feliz 2014!